Participamos del primer Creatón, un evento donde se planteó el futuro del mundo laboral

Fue organizado por McDonald’s, con el objetivo de reflexionar y repensar ideas para generar un futuro laboral prometedor para los más jóvenes, además de fomentar la inclusión de una primera experiencia profesional.

Brand Studio para McDonald's

Entre el 5 y 6 de septiembre, en La Rural, McDonald’s organizó dos jornadas disruptivas, con el objetivo de debatir ideas para desarrollar un mejor futuro del trabajo y fomentar la inclusión en una primera experiencia laboral. Es el primer evento que realiza la compañía con estas características. Sin dudas, fue un éxito, gracias a la participación de más de 400 jóvenes.

5, 4, 3, 2, 1… ¡Bienvenidos al Creatón 2018! decía una de las pantallas gigantes del salón Frers con la leyenda «Nosotros creemos en los jóvenes». «El Creatón tiene como objetivo, en primer lugar, generar un espacio que rompa los modelos tradicionales, que las empresas dejemos de competir entre nosotras y podamos cooperar en imaginar un futuro mejor; segundo, escucharnos. Esa es la idea, y en esta diversidad generacional que existe en todas las empresas, el propósito es que los chicos nos digan qué deberíamos cambiar para que el mundo del futuro (dentro de pocos meses), cambie”, dijo a Clarín Diego Benenzon, Vicepresidente de Recursos Humanos de Arcos Dorados Argentina.

Por otro lado, Gabriel Serber, Director General de Arcos Dorados Argentina, agregó: «La necesidad surge a partir de entender qué es lo que los jóvenes esperan en el mundo laboral. El evento fue un éxito. Nosotros somos la empresa empleadora de jóvenes más grande del país, tenemos casi 18 mil empleados en Argentina y el 85% son jóvenes entre 16 y 24 años. Por este motivo, creemos que tenemos una fuente muy importante de empleados con necesidades, ilusiones e ideas que nos pueden aportar datos para plasmarlos, a través de una encuesta, en un documento”.

El primer día fue una fiesta. En un clima festivo, alegre y participativo, más de 300 chicos se divirtieron con sorteos, juegos, escucharon música en vivo y hasta disfrutaron de un show en vivo del Coro Gospel Argentina. El humorista Radagast apareció arriba del escenario y sorprendió a todos, poniéndole diversión y mucho papel picado a la tarde. Mateo Salvatto, campeón nacional e internacional de robótica deportiva, también dijo presente y describió la aplicación que desarrolló (Háblalo!), que ayuda a las personas con distintas discapacidades.

Los chicos, divididos en 50 mesas, se centraron en cinco ejes para realizar una encuesta con el propósito de construir y desarrollar un mejor mundo laboral. Las mismas fueron: Tecnología en innovación, que busca poder identificar cómo la influencia de la tecnología puede impactar en el futuro del trabajo; liderazgo, imaginando al líder del futuro y cómo esperan que sea y se comporte dicha figura; impacto social, para entender de que manera las compañías se van a hacer cargo de la responsabilidad que implica el impacto social; diseño del trabajo, un eje que congrega varios puntos como formas de contratación, modalidades de trabajo, remuneración y beneficios, formas de aprendizaje y desarrollo, etcétera; y sueños y propósitos, que puntualiza las motivaciones, expectativas, pasión y vocación laboral.

La información que arrojó la encuesta fue verdaderamente reveladora: el 65% dice priorizar el dinero más la realización personal y el 56,2% le gustaría que su sueldo vaya acompañado a un plus por alcance de objetivos. Además, más de la mitad espera que un líder sea positivo, enseñe, brinde herramientas para el logro de objetivos y valore sus opiniones.

«Esta iniciativa es inédita. Nosotros somos una compañía de recursos humanos con más de 25 años en la empresa y es la primera vez que nos convocan para escuchar con los jóvenes”, dijo Susana Von Der Heide, de la consultora con su mismo nombre que agregó: «Los resultados de las encuestas nos mostró la necesidad de los jóvenes de ser escuchados. Eso impacta en el eje de liderazgo, y realmente es un llamado de atención en pensar cómo estamos armando nuestros equipos de trabajo, si es viable un modelo jerárquico o si este evento realmente no representa la manera de reconstruir el futuro”.

Gabriel Serber, Director General de Arcos Dorados Argentina, arrancó en la compañía pelando papas y fue escalando posiciones con el paso del tiempo, por eso enfatiza en la evolución de la figura del líder: «Cambió mucho, más que nada desde el punto de vista de comunicación, disponibilidad y la forma de conducirse. Hoy estamos más cerca de nuestros equipos y es un rol importante para garantizar una comunicación óptima. Yo creo que todos los ejes que abordamos son importantes, pero si me tengo que quedar con uno, elijo el de liderazgo porque en la actualidad nos toca cumplir ese rol en las compañías y es muy valioso saber lo que esperan los jóvenes de sus líderes».

Ya en el segundo día, el conductor de radio y televisión Diego Poggi, saludó a los presentes, la música se encendió y todos levantaron sus manos para acompañar el ritmo. Luego de mover un poco las caderas, en las pantallas aparecieron preguntas como: ¿Qué condiciones tienen que cambiar para que estas ideas se puedan ejecutar? o ¿Qué cosas deberíamos hacer distinto cada uno de nosotros para que esto ocurra? Estos interrogantes tenían la finalidad de que los funcionarios, ejecutivos y jóvenes presenten las respondan a partir de los datos que arrojaron las encuestas del día anterior. Manos a la obra, a pensar ideas y, con un café de por medio, transformar de una vez por todas el mundo laboral.

«Más allá de los resultados del Creatón, una de las enseñanzas que nos va a dejar esto, y que me impactó mucho, es que cuando se genera un espacio donde la gente se siente incluida, todos participan con una energía impresionante. Tenemos que sacarnos las ataduras, desde la ropa que usamos hasta los tiempos que generamos en las compañías, hay que dar más libertad. Hoy la clave es la autonomía, la gente tiene que sentir que tiene autonomía para pensar, hacer y para seguir trabajando”, destacó Diego Benenzon.

Von Der Heide cerró con una reflexión: «Este tipo de evento es la invitación de progreso, y el progreso nace cuando alguien sueña. El desear algo permite sacarte del status quo, de lo tradicional, de lo conocido y te posibilita sobrepasar las barreras y límites que te puede poner tu propia historia. Hay que derribar los miedos. En el Creatón escuchamos muchos testimonios que nos dieron un resultado extraordinario, que es la realización personal”.

Fuente: Clarin  |  07/09/2018 – 9:30

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *